La cabaña de Heidegger y la inteligencia artificial

En una cabaña de la Selva Negra Martin Heidegger pensaba y escribía. Y también se refugiaba de un mundo que cambiaba rápidamente. Criticado por muchas cosas, el romanticismo del filósofo alemán, esa vuelta al bosque también fue cuestionada por lo que representaba de apuesta por un mundo tradicional que evocaba un pasado idealizado profundamente por el nacionalismo. Pero hay algo más en la cabaña de Heidegger que sí merece la pena rescatar: poder pensar al refugio de un mundo que ha acelerado los cambios a un ritmo sobrehumano.

Estamos en plena transformación. La revolución industrial de nuestra época no es una revolución tecnológica en el sentido de la máquina, del hardware, sino del software, es decir, de lo inmaterial: el big data, los algoritmos, la inteligencia artificial con sus múltiples derivadas, las redes sociales, la realidad virtual… Cada año el avance tecnológico da un salto exponencial y temores más o menos fundados, que hasta hace nada pertenecían al campo de la ciencia ficción, se están haciendo realidad. Sin ir más lejos recordemos la historia de los dos bots de Facebook que habían inventado su propio idioma y que los ingenieros de la compañía desconectaron. El debate sobre las máquinas es antiguo y tiene múltiples facetas, incluso el propio Karl Marx en Grundisse opina que las máquinas podrían ayudar al bienestar humano. Indudablemente vamos a una era en la que la tecnología y la inteligencia artificial van a jugar un papel central en nuestra vida, y en un planeta en el que está cambiando el eje de influencia del Atlántico al Pacífico, que va a tener más habitantes, más interconectados y en el que una creciente clase media  va a exigir cada vez más, a la par que va a conocer diferentes riesgos globales.

cabaña heidegger
Cabaña de Heidegger en Todtnauberg, en plena Selva Negra alemana.

¿Y qué tiene que ver la cabaña de Heidegger con todo esto? La cabaña de Heidegger representa la permanencia de la esencia humana a lo largo de la historia, y por supuesto, en la historia futura. A eso se dedicó Heidegger, a pensar sobre la esencia del ser humano, el  Dasein, como prefirió llamarlo. Como escribimos en un post anterior, a pesar de todos los cambios que se han sucedido en el pasado, y los que vendrán, seguiremos siendo humanos, y eso significa que nuestros algoritmos no van a cambiar, que el animal de la sabana que se ha hecho urbanita, que habita en las redes sociales y usa, muchas veces sin saberlo, la inteligencia artificial, sigue ahí, que el software con el que venimos tiene que adaptarse a un entorno que cambia sin parar. Quienes nos dedicamos a intentar entender al ser humano aparecemos muchas veces como viejos cascarrabias que sólo señalan lo negativo de todo cambio. Precisamente lo que queremos resaltar es que no todo progreso es positivo por naturaleza y que olvidarnos de que las personas seguimos ahí, en nuestro mundo, no conduce a nada bueno.

Inteligencia-Artificial-1-600x300

Las sociedades más ricas son las que más se deprimen. La dialéctica del deseo, por su propia esencia, sólo evidencia aún más la falta. Cuanto más crece el radio de la opulencia más lo hace la circunferencia de la falta. El modo de gozar de cada uno puede valerse de objetos que antes no existían, como Internet, nuevas drogas de diseño, el chemsex, la propia inteligencia artificial, pero el mecanismo de goce es el mismo: satisfacer una pulsión sin sublimarla. Deseo y goce seguirán siendo nuestros pilares y ningún algoritmo los van a suprimir, como tampoco la angustia, porque es el sensor de que somos humanos. Puede cambiar el decorado, los actores secundarios, pero los actores protagonistas de nuestra vida seguiremos siendo nosotros, los mismos que han retratado Sófocles, Shakespeare o Woody Allen.  Cuando despertemos del sueño tecnológico el dinosaurio de la esencia humana seguirá estando ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s